Quiero cerrar el año con este maravilloso regalo que te permitirá fijar con éxito la ruta de tu comunicación de aquí en adelante.

 

Por: Karen Meriño Soracá

Senior en Comunicación estratégica y asertiva – CEO de Focus

 

El 2021 estará marcado por una comunicación más humana, capaz de minimizar el enfriamiento de las relaciones que nos ha traído la digitalización.

Sin duda alguna, el 2020 ha sido un año de grandes desafíos para las comunicaciones. Luego de estar acostumbrados a la cercanía, con la pandemia llegó el distanciamiento social que nos obligó a reinventarnos, a cambiar nuestra forma de vivir y a buscar alternativas para no desfallecer.

Fue así como poco a poco empezamos a creer más en la educación digital, en las compras por Internet, y en los encuentros familiares a través de diferentes plataformas con la única intención de mantenernos en contacto con el mundo exterior y no “estar lejos”.

Las salas de juntas, reuniones de trabajo, cierres de negocios y ventas tuvieron su encuentro en el plano digital y ¡vaya que nos sorprendió! Tuvimos que adaptarnos a estos espacios y aprender a sacarles el mejor provecho.

¿Alguna vez habías imaginado que esto pasaría? Seguramente sí, pero no tan pronto. Es por eso que quienes ya estaban en el mundo digital muy rápidamente pudieron sacarle ventaja a esta situación, mientras los demás poco a poco han ido explorando y descubriendo la línea de la digitalización.

Es por esto que las comunicaciones han enfrentado un gran reto que, a su vez, les ha permitido avanzar para cumplir a cabalidad su función. Así las cosas, podemos decir que el 2021 será un año marcado por una comunicación más humana, capaz de minimizar el enfriamiento de las relaciones que nos ha traído la digitalización.

 

Comunicación desde el ser

Este año hemos aprendido a valorar aún más las relaciones interpersonales. Ha sido un tiempo en el que la solidaridad se ha convertido en la protagonista ante la realidad que salió a relucir de la mano de la pandemia por la covid-19… Hemos aprendido a valorar lo esencial: la familia, los amigos, el trabajo, la salud, la vida; y, por ende, la empatía nos ha llevado a comunicar desde el ser, sin tapujos, sin máscaras.

El 2021 será el año para que esta comunicación desde el ser se traslade al campo laboral. Las empresas empezarán a valorar aún más a sus colaboradores y a interesarse por el bienestar, la salud integral y la formación de los mismos. Los emprendedores cada vez más dejarán de jugar al impostor y empezarán a mostrar su esencia para conectar aún más con la audiencia.

 

Comunicación Multicanal

La gran mayoría de las personas quiere estar más instruida, por lo que se habla de audiencias hiperconectadas con la información a través de nuevas plataformas digitales. Este panorama hace urgente una comunicación multicanal, con la capacidad de tener conectadas a las personas a través de diferentes entornos en su día a día.

 

Comunicación asertiva

Aunque la digitalización nos ha llevado a establecer una comunicación un poco más fría y más rápida de lo que quisiéramos, es importante que cuidemos mucho el tono con el que trasmitimos un mensaje. Recurrir a la comunicación asertiva nos permitirá decir lo que pensamos y queremos sin emitir juicios de valor, siendo honestos, concretos y transparentes para que el proceso de comunicación sea cada vez más efectivo.

 

Comunicación enfocada en la innovación

La comunicación no se queda atrás ante la digitalización, y debe engranarse aún más con la innovación para poder responder a las necesidades que tienen las personas. Por ello, la comunicación debe enfocarse cada vez más en socializar experiencias que acerquen a la audiencia. La clave está en buscar las herramientas y los recursos tecnológicos para hacer cosas diferentes que no solo enamoren, sino que también aporten valor.

 

Comunicación con énfasis en la enseñanza

Con frecuencia, las personas buscan la manera de hacer las cosas por sus propios medios. Ejemplo claro de esto son los ‘gimnasios’, huertas y jardines que muchos armaron en casa este año; a lo que se sumaron tutoriales de belleza, recetas de cocina, escuelas improvisadas de decoración de interiores y hasta de limpieza del hogar que surgieron como nuevas alternativas de vida ante la contingencia por el nuevo coronavirus.

El confinamiento nos obligó a volver a lo esencial, a descubrimos, a sacar a flote nuestros gustos… Reencontrarnos o reconocer nuestras pasiones fue algo que nos ayudó a descubrir la importancia de la salud para poder enfrentar la pandemia, y fue por esto mismo que muchas personas convirtieron sus hogares en eso que durante un buen tiempo habían anhelado tanto.

El 2021 seguirá siendo un año de mucha enseñanza en el que la comunicación debe tener ese enfoque para que las personas sigan aprovechando su tiempo y espacio en lo que más les gusta, y compartiendo con otros un poco de eso que tanto disfrutan hacer.

Bajo estas cinco tendencias estarán enmarcadas las comunicaciones del 2021, un año que le permitirá a la humanidad avanzar mucho más en la era digital, y que impondrá un reto enorme en la comunicación, cada vez más enfocada en el ser.