Si piensas que únicamente las empresas grandes son aquellas que deben trabajar en cuidar su imagen, te queremos decir que ésta hace parte de una buena estrategia de marca y determina el éxito o el fracaso de cualquier empresa o emprendimiento. Esa conexión que se establece entre el cliente y tú, se logra trabajando en ella, aquí te contamos más sobre él.

La imagen lo es todo.

Un plan de branding busca que todos los elementos de la marca conecten y como resultado, exista una percepción positiva o se aumente el reconocimiento de tu marca, pues atrae al público hacia tus productos o servicios. Justamente gracias a ese vínculo directo con las emociones y sensaciones, las empresas deben cuidar de los 3 pilares más importantes de esta estrategia:

  1. Una identidad visual coherente donde cada elemento, color, grafismo conecte con el mensaje que quieres transmitir. Por ejemplo, si pensamos en el color azul inmediatamente lo relacionamos con empresas innovadoras o de tecnología.
  2. Tu marca debe transmitir valor en todo momento, por eso debe ir vinculada con un marketing de contenidos. De esta forma, logramos aportar a nuestro público y humanizar la marca.
  3. Conectar con las emociones y sentimientos te posicionará más rápido en la mente de tu público. Por ejemplo, al referirnos a la felicidad solemos pensar en marcas como Coca-Cola, quienes lograron vincularse a memorias agradables.

Toma la decisión hoy y transforma tu marca.

Ya conoces los tres pilares que debes cuidar, piensa de qué forma puedes construir el concepto de tu marca y darle un nuevo inicio a tu compañía. Recuerda que siempre debes enfatizar en la solución que le estás dando a tu público objetivo, además de conectar emocionalmente con él.

Aumentar el reconocimiento de marca gracias a la fidelidad de tus consumidores, te posiciona en un lugar de confianza para tus futuros clientes, quienes antes de comprar, buscarán más sobre ti. Además, si tienes una imagen positiva transmitirás seguridad y credibilidad, por eso es importante que este objetivo esté planteado en tu plan de marca.

Gestionar buenas estrategias de branding se ha convertido en algo esencial para conectar con tu audiencia y como mencionamos antes, vender más. Crea tu plan de trabajo y ponte en acción para que más consumidores se identifiquen con tu marca.

¿Qué estás esperando?